Historia de Margit Rudloff | Biotronik

Imagen
Margit Rudloff
Margit Rudloff
grey
top_left
Off
lime
none

Margit Rudloff

«Me tranquiliza saber que han podido dar con la causa de mi malestar».

Margit Rudloff (65)


Cómo empezó todo

El historial médico de Margit, de Salzatal (Alemania), comenzó con una operación de emergencia. Después de varios desmayos y casos de náuseas, vómitos y presión arterial alta, en el verano de 2013 sufrió una caída tan grave que necesitó un tobillo artificial. Finalmente, terminó acudiendo a un cardiólogo porque estos síntomas suelen estar relacionados con enfermedades cardiovasculares.

Se sometió a varias pruebas para detectar la posible causa de sus problemas del sistema circulatorio, pero no se descubrió ninguna anomalía aparente. Ni siquiera un seguimiento a largo plazo de ECG y presión arterial reveló nuevos detalles. «Mi cardiólogo me habló entonces del BioMonitor 2, que detecta de forma fiable las alteraciones de la frecuencia cardíaca que se producen y las transmite todos los días de forma totalmente automática a la consulta», dijo Rudloff.

Imagen
BioMonitor 2

BioMonitor 2: monitor cardíaco de BIOTRONIK

BioMonitor 2: un pequeño dispositivo con enormes beneficios

Le implantaron el BioMonitor 2 a finales de 2015. «La operación solo duró unos minutos. El cirujano me colocó el dispositivo cerca del corazón a través de una pequeña incisión. Actualmente, ni lo noto». Con la ayuda de BIOTRONIK Home Monitoring, su BioMonitor 2 registra continuamente la frecuencia cardíaca y transmite los datos a su cardiólogo. También puede iniciar la grabación y transmisión de un ECG por su cuenta mediante el asistente remoto, un pequeño transmisor cuadrado. «En cuanto noto algún síntoma, coloco el dispositivo sobre mi dispositivo implantado y pulso un botón. En seguida, empieza a grabar».

 

Vive su vida sin miedo

Margit se siente más segura desde que empezó a usar el monitor cardíaco BIOTRONIK: «Me tranquiliza saber que han podido dar con la causa de mi malestar gracias al dispositivo Home Monitoring y al BioMonitor 2, y que he recibido el mejor tratamiento posible».


Más historias de pacientes

Imagen
Barbara Hanson

Barbara Hanson (74)

«Mis hijos están encantados de saber que hay un sistema de monitorización».

Imagen
Detlef Günther

Detlef Günther (53)

«Por fin puedo volver a disfrutar de mi día a día».